lunes, 7 de abril de 2008

RINSPEED SQUBA




Conocíamos coches acuáticos pero nunca uno que fuera un deportivo en el asfalto y submarino en el agua, pues aquí lo tenemos, se llama Rinspeed que logra su propulsión acuática combinando dos motores eléctricos de 800 Watios que envían la fuerza a las hélices que se ubican en la popa. Además cuenta con el apoyo de dos rotores también eléctricos de 5 CV cada uno que se alimentan de baterías de litio-ión que se ubican en los costados del vehículo y que además de propulsar se encargan de que el coche ascienda o descienda hasta los 10 metros de profundidad. Los ocupantes que son dos ya que es de dos plazas tienen que llevar oxigeno para respirar ya que el coche es descapotable y para ello detrás de los reposacabezas se ubican dos equipos de buceo con dos bombonas independientes de 15 y 18 litros de capacidad. No lleva capota por si hiciera falta hacer un rescate de emergencia mientras esta sumergido, además todos los elementos del coche en su interior son impermeables y resistentes al agua salada. No necesita conductor ya que Ibeo suministra un sofisticado sistema de conducción sin necesidad de piloto con sólo apretar un botón en el sapicadero que gracias a unos sensores láser que barren todo lo que encuentran delante tanto en el asfalto como en el agua evitan los obstáculos. Todo un vehículo para disfrutar de la carretera y el agua. Desde Santiago de Compostela.

1 comentario:

solo mi version.... dijo...

WOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOW
Suuuuuuuuuuuuper....!!!
Como para ir a mirar delfines...ja,ja

beshitos